Ni una pandemia ha sido capaz de detenernos: 4Real 2020 #DesdeCasa

La situación actual de aislamiento obligatorio debido a la pandemia mundial generada por el COVID-19 ha empujado a repensar las propuestas educativas desde la virtualidad. Este escenario complejo modificó de un día para otro los espacios de enseñanza-aprendizaje presenciales y provocó que la educación se adaptara rápidamente a nuevos escenarios tecnológicos.

Listos o no, la comunidad académica de la ECMH lo ha hecho muy bien. Docentes y estudiantes han realizado una excelente labor, los primeros en adaptar sus contenidos y experiencias de aprendizaje al formato virtual y los segundos en responder a la demanda académica desde el confinamiento de sus hogares, contexto que guarda ciertas particularidades. Definitivamente, el reto ha sido grande para todos, una situación sin precedentes que ha sacado de cada uno de los integrantes de la comunidad académica capacidades como la adaptación, la flexibilidad, la colaboración y la empatía, acercándonos más a una reinvención educativa.

Para el equipo académico parte de esa reinvención ha sido llevar 4Real, un juego pedagógico (mejor conocido como “puerto”), a un escenario completamente virtual. Este puerto es una actividad académica fundamental de la metodología práctica y vivencial que experimentan nuestros estudiantes de cuarto año y que, en un contexto de pandemia, se convertiría en el primer juego pedagógico virtual de la Escuela.

En un inicio, el equipo académico debía tomar algunas decisiones: un juego que siempre se había realizado de manera presencial, desarrollando una propuesta para un cliente real durante dos días, no era del todo viable en el contexto virtual. Por lo que se decidió que 4Real 2020 #DesdeCasa debía de desarrollarse  en un solo día y el cliente más idóneo sería nuestro país, El Salvador. A partir de esto, el equipo académico inició el rediseño, la planificación y ejecución de todo lo necesario con el propósito de crear una experiencia única para los estudiantes.

El siguiente paso era definir el reto que los equipos conformados por los estudiantes iban a tener que desarrollar durante el juego. Después de varias sesiones de discusión, el reto llegó a estar claro: ¿cómo, desde la comunicación estratégica y el diseño, se podrían construir propuestas de soluciones ejecutables y viables, para contribuir a la protección y/o recuperación de grupos más vulnerables impactados por el COVID-19? Lo visualizamos como una oportunidad de innovar, de generar un aporte al país y lo consideramos un reto importante, desafiante y motivante, tanto para los estudiantes, como para el equipo de profesores y asesores.

Académicamente había que trabajar en varias herramientas para guiar el proceso que los equipos de estudiantes desarrollarían a través de la metodología del Design Thinking.

Primero, se creó el brief con la información necesaria del contexto general sobre el que trabajarían la propuesta, luego se desarrolló una guía detallada con las cuatro etapas del proceso (descubrimiento, interpretación, ideación y solución) y, posteriormente, se diseñó una plantilla para documentar y presentar a los evaluadores cada una de las etapas ejecutadas.

Adicionalmente, se les compartieron documentos de referencia y consulta como el libro Designpedia y un PDF creado por Syncros con algunas herramientas de investigación e ideación. Finalmente, se le eligieron las competencias y dimensiones para crear la rúbricas de evaluación que utilizarían los evaluadores en cada una de las etapas y servirían de retroalimentación para el proceso de cada equipo.

Paralelo a todos los detalles académicos, había que planificar y programar el uso de distintas plataformas digitales para lograr que el juego realmente sucediera. La pregunta en ese momento era ¿cómo hacer para que trece equipos de estudiantes, catorce duplas de docentes y asesores logren ejecutar todas las actividades que el puerto demanda de manera virtual estando cada quien es su casa?

Plataformas como Moodle, Office 365 y Zoom serían nuestros mejores aliados. Moodle cumpliría el objetivo de ser el repositorio de todos los documentos académicos necesarios y estar accesibles para todos los participantes. Office 365 brindaría  todas las herramientas necesarias de trabajo, como compartir archivos o documentos a través de OneDrive. Y Zoom sería la plataforma idónea para estar todos los participantes juntos en una misma actividad, así como los webinars que abonaban a la temática o algunas actividades lúdicas enfocadas en generar pausas activas durante el día.  Además, permitiría que cada equipo tuviera su propio espacio virtual de trabajo, asesorías y evaluación a través de la opción secciones de grupo que la plataforma ofrece.

Es necesario mencionar otros detalles que fue importante tomar en cuenta y que no podían quedar fuera del juego, y algunos otros que simplemente fueron espontáneos. Detalles que a lo mejor solo siendo un Mónico y habiendo participado en un puerto de la Escuela se logran entender y apreciar, como una camiseta diseñada con el logo de “4Real 2020 #DesdeCasa”  para cada participante que, en esta ocasión, se entregó en la puerta de su casa; una directora de carrera sudando junto a los estudiantes en una clase de “Zoomba”; un postre y café para dar ánimos al equipo de docentes y asesores a media tarde; el equipo completo de la Unidad Académica replicando memes emblemáticos  sin ningún prejuicio; estudiantes de quinto año y exalumnos asesorando a los equipos y empeñados en que su grupo haga lo mejor; grupos de chat en WhatsApp entre docentes y asesores donde circulaban algunas interrogantes relacionadas a la actividad y otras conversaciones menos importante pero, a la vez, entretenidas; un equipo de comunicaciones sustituyendo las fotos y los videos por capturas de pantallas y estudiantes posando con su fondo corporativo virtual; un equipo de asesores inventando actividades lúdicas en Tik Tok y recordando lo que a ellos les había tocado hacer en su propio puerto; estudiantes a quienes el internet de su casa los sacaba de la plataforma y cuando se volvían a conectar deambulaban pidiendo que los metieran de nuevo a su grupo; todo un equipo documentando cada recuerdo durante todo el día y que, al final, se traduce  en un video que nos  hace llenarnos de satisfacción y decir misión cumplida,  entre otras cosas más.

Finalmente, 4Real #DesdeCasa concluiría con la primera fiesta universitaria virtual en el país, organizada por un súper equipo de estudiantes de quinto año, unos verdaderos Mónicos, que desde semanas atrás habían conceptualizado, diseñado y planificado “La Fiesta + Chiva”, un espacio abierto para toda la comunidad académica y en la que, desde la virtualidad, volveríamos a estar juntos, a sentirnos en la Escuela, en familia y a superar el distanciamiento que la cuarentena había provocado.

Ser parte de la Mónica Herrera, como dicen los postulados de identidad de la Escuela, no solo es experimentar una metodología vivencial y práctica que replica la realidad. Es vivir el proceso de generar una realidad en vez de simplemente estudiarla y describirla, es convertimos en sujetos activos que vivimos los procesos de aprendizaje desde el sentir, el pensar, el hacer y el convivir, en un entorno que compatibiliza el trabajo con la diversión y el juego. Todo lo que sucede dentro y fuera de la Escuela es importante y puede generar aprendizajes relevantes. La Escuela es donde se entrelazan rituales, historias y creencias comunes que permean en el tiempo y donde ni una pandemia ha sido capaz de detenernos. ¡Gracias equipo!

A continuación puede verse una síntesis de las diversas propuestas de solución, resultado de los trece equipos de estudiantes al finalizar el juego pedagógico 4Real 2020 #DesdeCasa y de las cuales nos sentimos comprometidos como Escuela a continuar desarrollando para que puedan ser entregadas a la sociedad y aportar a esa nueva realidad que estamos viviendo.

Bibliografía

Escuela de Comunicación Mónica Herrera. (2019). Postulados de Identidad Escuela de Comunicación Mónica Herrera. Santa Tecla, El Salvador.

Verónica Márquez

Coordinadora Académica. Escuela de Comunicación Mónica Herrera. ECMH alumni

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *