Capítulo I: El mundo como proyecto

Luego de la Primera Guerra Mundial a Walter Gropius [1] y un grupo particular de docentes les tocó imaginar, planificar y diseñar un mundo nuevo. No fue una tarea fácil, ya que tuvieron que trabajar para una sociedad en crisis económica y cultural. Ante este escenario de incertidumbre, Gropius y sus colegas imaginó este nuevo mundo desde el arte, la artesanía y la industria.

Antes de planificar, pensó que era primordial organizar los diversos sectores para construir este mundo, así que propuso un trabajo colaborativo entre la empresa privada, el sector público, el gremio artesanal y la comunidad educativa, para proyectar esta nueva sociedad. Sin un trabajo organizado cualquier proyecto estaba destinado al fracaso, diría Gropius años más tarde.

La historia del diseño universal tiene hitos que describen cómo esta disciplina ha sido fundamental para gestionar favorablemente algunas situaciones sociales en situaciones críticas. Las crisis forman parte de la ontología del diseño. Cuando las sociedades se encuentran en condiciones adversas los diseñadores actúan.

En estos días de incertidumbre, me parece pertinente recordar esta característica del diseño, porque las consecuencias económicas, sociales y culturales que dejará el Covid-19 son inimaginables. Para los diseñadores el nuevo entorno ofrecerá muchas situaciones sociales y culturales de urgente atención en todos los sentidos. Otl Aicher [2] en su libro, “El mundo como proyecto”  describió la importancia del trabajo del diseño para la civilización:

“El diseño se relaciona a la situación cultural de una época, al tiempo, al mundo. El mundo actual se caracteriza por su hallarse en permanente proyecto. La civilización actual es algo que han hecho, y, por tanto, proyectado, los hombres. La calidad de los proyectos es la calidad del mundo”

(Aicher, pág. 12, 1994) .

Agregaría a esa reflexión de Otl Aicher la urgencia hoy en día para que los diseñadores comiencen a involucrarse en proyectos que den un nuevo sentido al mundo mientras dure el Covid-19 y posteriormente. Como ejemplo ya hemos visto en El Salvador como la mala gestión en el diseño de información sobre el virus ha dificultado que toda la población tenga acceso a datos precisos. En los siguientes capítulos describiré algunos sucesos históricos importantes en el diseño que servirán para reflexionar sobre nuestro papel en esta coyuntura.

¿Por qué desde la historia? Por dos razones. Primera, porque el mundo social en el que interactuamos se construye a partir de hitos del pasado y segunda, porque los aprendizajes de épocas anteriores posibilitan el trabajo del futuro, ya que permitan ver el mundo como un proyecto.

[1] Fundador y primer director de la Escuela de Artes y Oficios Bauhaus, 1919 – 1933.

[2] Fundador de la Escuela HFG ULM, 1953 – 1968.

German Rosa

Docente e investigador. ECMH alumni

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *