¿Design Thinking en El Salvador? Parte III

Categorías Diseño
0

Hasta el momento he hablado sobre el que considero el reto de las empresas en El Salvador en base a las enseñanzas de Design Thinking (Parte I) y sobre el enfoque que tenemos en Happy Punk Panda para abordar dicho reto (Parte II). Esta es la última parte de esos posts y está dedicada a hablar sobre las dificultades que he encontrado en El Salvador según lo hablado en las dos publicaciones antes mencionadas.

La experiencia me ha enseñado que la efectiva administración del cambio es una de las cualidades más importantes para cualquier líder. En nuestro caso los cambios drásticos (de estructura, de procesos, de cultura…) han resultado ser lo más complicado de todo el asunto. Complicado por tener que ver con la administración de recursos humanos y en este caso particular por la necesidad (en su mayoría) de dejar todo lo que se ha aprendido en el colegio/universidad/experiencias para adoptar algo que al principio parece ir en contra de la intuición.

No voy a hablar a detalle cómo he lidiado con el cambio, pues es otro tema completamente aparte. Pero quien esté interesado en el tema le comparto a mi amigo que me ha acompañado en este tiempo.

Las cinco dificultades más grandes que he encontrado en El Salvador en base a nuestro enfoque en Happy Punk Panda para hacer Design Thinking el trabajo de todos son:

1. INDIVIDUALISMO.

Un problema muy más grande es la falta de capacidad para trabajar en equipo. ¿Han escuchado esa historia en la que la única sopa de cangrejos que hicieron fue la de cangrejos salvadoreños porque fueron los únicos que en vez de ayudarse a salir de la hoya se pelearon por ver quién salía primero y al final nadie salió?

Cliché, sí. Pero bastante exacta en describir al salvadoreño promedio.

2. DIFERENTES IDIOMAS.

En muchas ocasiones los equipos multidisciplinarios están conformados por personas con conocimientos completamente diferentes y por lo tanto al principio hay bastantes problemas por falta de entendimiento entre todos. Prácticamente es como poner trabajar juntos a personas que hablan idiomas diferentes.

No es nada fácil encontrar personas con un amplio conocimiento en diferentes disciplinas que pueden entenderse entre sí, pero que al mismo tiempo cada una tiene su expertís profunda en una en específico. Lo que hablaba la última vez que se conoce como un T-Shaped Star. De esos es difícil encontrar en El Salvador.

 T Shaped Star

3. FALTA DE AUTORREALIZACIÓN COLECTIVA

En nuestro caso específico resulta todavía más complicado, pues decirle adios a estructuras tradicionales también ha significado decirle adios a jerarquías. A mi parecer eso es lo más hermoso que hemos hecho: creo firmemente que la máxima autorrealización está en la alineación de personas que reconocen que forman parte de algo más grande que ellas mismas y que usan esa visión en común en conjunto con sus realizaciones personales para facilitar la innovación y el desarrollo. (Más sobre esto en Tribal Leadership. Aquí está la TED Talk también)

Pero por alguna razón extraña, en El Salvador lo único que la falta de jerarquía significa es:

“¿Y para dónde crezco?” “¿Entonces no tengo personas a mi cargo?” “¿Y quién es mi jefe?”.

Entiendo de dónde viene este fenómeno y tiene que ver con… Olvídenlo, mejor no hablo de esto porque me pongo sensible.

4. FALTA DE EDUCACIÓN.

Además del asunto cultural sobre el individualismo y la falta de trabajo en equipo, termina siendo peor cuando Design Thinking es un tema completamente desconocido en El Salvador (Lo siento por todos a los que sí conocen, pero estoy hablando en general). De los pocos lugares donde he escuchado hablar de esto es en la escuela y es una de las razones por la que nos gusta entrevistar a mucha gente de ahí.

La mayoría de pandas nuevos que vienen no lo conocen en lo absoluto y muchos de los pandas que tienen tiempo trabajando con ello aún no lo viven en su totalidad. En general estamos bastante atrás y es difícil poner en práctica y formar parte de algo que no conoces profundamente.

5. LOS FORMULARIOS

Comprendo que resulta extremadamente difícil equilibrar las bondades de hacer siempre todo desde cero con las bondades de tener procesos que optimicen y hagan eficiente la producción (The Knowledge Funnel). Pero en mi experiencia es mucho más fácil encontrar personas que viven en el país de los formularios. Design Thinking nunca va a ser llenar formularios y hasta que no cambiemos la forma de pensar que usamos para utilizar las herramientas, es lo mismo que no hacer nada. Creo que alguien eligió mejores palabras para describir esto que yo:

“As to methods there may be a million, but principles are few. The man who grasps principles can successfully select his own methods. The man who tries methods, ignoring principles, is sure to have trouble.” – Ralph Waldo Emerson,

—————————

Y así concluyo con esa serie de publicaciones sobre Design Thinking en El Salvador desde mi experiencia personal. Lo siento por no profundizar en una estructura más concreta que describa mejor el tema, pero espero haber elegido algunas ideas interesantes que despierten pensamientos en quien me lea.

Solo me queda decir que intentar hacer un trabajo profesional y competitivo en calidad a nivel mundial es una tarea bastante difícil. Pero es, en mi no tan humilde opinión, lo menos a lo que tenemos que aspirar.

Ricardo Góchez

Head of Planning en Happy Punk Panda. ECMH alumni

0 comentarios en “¿Design Thinking en El Salvador? Parte III

  1. Pingback: ¿Design Thinking en El Salvador? Parte I | Lo Estratégico

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *