Surtex Fair 2012: Venta y licencias de diseño y arte

De un  tiempo acá he empezado a orientar mi “negocio personal” a la exportación de diseño, principalmente a Estados Unidos. Por ello, recientemente asistí a la feria de diseño Surtex  2012, en la ciudad de Nueva York,  con la intención de conocer más del negocio de primera mano y ampliar mis contactos profesionales y no depender únicamente de la labor de gestión que realiza mi representante, la cual sin duda alguna ha sido muy valiosa y efectiva en el corto plazo.Ya tenía conocimiento de lo grande e importante que era esta exhibición internacional en la que se puede encontrar no solo agentes y representantes que promocionan las propuestas de sus diseñadores, sino también diseñadores, ilustradores, artistas independientes y estudios de diseño,  además de una inmensa cantidad de “manufacturers” o fabricantes y editores que van en busca de diseños para cubrir las superficies de sus productos o textiles, los personajes que cobrarán vida al convertirse en muñecos de peluche, alcancías, tazas, etc., o bien ilustraciones para libros, tiras cómicas y caricaturas animadas.

Este año Surtex contó con la participación de expositores y visitantes de 49 países como Reino Unido, Japón, Francia, México, Israel, Italia, Canadá y Alemania.
Las propuestas son sin duda actuales y coloridas, y a uno como diseñador lo asombran, emocionan  y motivan a querer formar parte de este mundo que mezcla lo creativo con los negocios de grandes ligas comerciales.

Mientras recorría los interminables pasillos formados por los booths  alineados,  cada uno repleto de personajes, patrones, postales, dummies, productos reales, material promocional, portafolios, etc., fue inevitable, pasados los primeros 30 minutos de exposición, empezar a sentir sobresaturación sensorial al ver tal cantidad de propuestas.

No pretendo desmerecer el asombroso trabajo de diseño, ilustración y estilo que sin duda es excelente, ya bien quisiera yo tener este imponente talento, pero es marcada la “similar” tendencia de diseño, por supuesto justificada al estar este negocio regido por las tendencias del mercado. A pesar de que cada diseñador aplica su estilo personal, debe supeditar el resultado a la utilización de “Trend Boards”, que nos marcan la pauta de parámetros de color, líneas, estilos ilustrativos, temáticas, target groups, tanto en los aspectos estéticos como en los referentes al nivel socioeconómico. Pero aun así, dentro de este mercado tan estrictamente comercial y basado principalmente en destacar “ lo que vende”, siempre resalta lo diferente, lo que rompe el molde, lo que se destaca de lo que luce igual.

Dentro de este saturado recorrido y “bullicio visual”, nuestros ojos pudieron encontrar oasis de paz en los booths que rompían ese esquema frio. Encontramos aisladamente alguna propuesta con mucho sentido de identidad, donde resaltaban los colores particulares y únicos de países, culturas o regiones, la calidez de las  formas y cómo éstas eran aplicadas a las mismas propuestas del resto, pero de manera particular. Sin anular los esquemas establecidos y necesarios, pero haciéndolos resaltar entre los demás, fusionando “lo que vende” con lo que “atrae y enamora”. Muchas veces es necesario arriesgarse, incluir y fusionar en las asignaciones que se nos hacen una propuesta que deje ver nuestra riqueza interior, nuestra cultura, la herencia de nuestro pasado histórico. Podríamos comenzar esta misión personal incluyendo dentro de las tres propuestas que por lo general se le presentan a un cliente de diseño o a las decenas de propuestas que se hacen para este mercado competitivo del “licensing” una propia, que tal vez no sea aceptada inicialmente por nuestro cliente, pero que les dejará ver nuevas posibilidades y nos presentará ante ellos como diseñadores con un “plus”, pudiendo funcionar para los mercados globalizados y a la vez para los mercados específico, regionales, étnicos o nostálgicos que cada vez cobran más fuerza.

En mi caso particular, el primer diseño que vendí es un patrón (pattern)basado en las flores del maquilishuat, nuestro árbol nacional, y posterior a eso he recibido ya solicitudes específicas para proponer diseños para líneas de greeting cards con temática navideña, pero con carácter latino para el mercado de USA.

Esto ha sucedido como resultado de mi particular intención de dejar marcada la identidad de mi origen en los diseños que someto; al menos una de las diez o quince propuestas TIENE que reflejar nuestra Latinoamérica a través de su color, sus texturas, sus líneas…no es determinante para mí si las seleccionan para ese proyecto específico o no, lo verdaderamente importante es marcar la diferencia, explotar mi origen, destacar que he aprendido a valorar lo propio y a sentirme orgullosa de esa diferencia, a reconocer los potenciales de nuestra riqueza cultural y lo asombrosamente rica que es nuestra Latinoamérica.

No importa sobre qué área del diseño quiera escribir, siempre termino involucrándome con dos aspectos que son contundentemente indispensables para lograr comunicar un mensaje: la semiótica, para asegurar que el mensaje sea comprendido de manera fácil, directa y efectiva, y la identidad cultural, para hacerlo de manera diferente y que se destaque entre miles de diseños similares en este mundo globalizado.

Confío en que de tanto repetir que nuestra identidad no solo es importante, sino un aspecto que así como nos define además nos destaca, podamos todos los diseñadores profesionales y más aún los estudiantes hacerlo parte de su día a día en el diseño desde este momento.

El rescate de nuestra identidad cultural es tarea de todos, pero más aún de los que comunicamos a través de diferentes medios.

 

 

 

 

 

Larisa Hernández

Coordinadora de Proyección Social y Docente de la ECMH. Diseñadora gráfica e ilustradora, exporta diseño a diferentes industrias en USA.

6 comentarios en “Surtex Fair 2012: Venta y licencias de diseño y arte

  1. Stella on

    Identidad Cultural, tan importante, me encanta ese enfoque que le das siempre, es uno de los puntos que le hago énfasis a mis alumnos el rescate de nuestra identidad, gracias por compartirnos tu experiencia
    bendiciones
    gracias

  2. roger artiga on

    Totalmente de acuerdo. Definitivamente el mercado se rige por tendencias en tematica y colores, etc., sin embargo esto no debe caer en simplemente representar lo que sabemos que vendera y que esta de acuerdo a esta tendencia. El problema que se plantea es complejo, es mas bien como interpretamos con nuestro propio enfoque, nuestra identidad cultural, nuestro filtro de como vemos el mundo de acuerdo a nuestro propio marco de referencia y si, claro esta,a partir de estas tendencias.

    Los trend books solo dan la pauta pero no es el diseno, aunque muchas veces vemos propuestas que simplemente siguen la tendencia cual receta de cocina. No hay que olvidar que estos servicios estan solamente para una guia, para saber la direccion del mercado en ese periodo de tiempo/espacio, pero no tiene que ser interpretado como el diseno en si.

    Definitivamente es refrescante cuando se ven propuestas que han tomado esa tendencia solamente como direccion y punto de partida pero en las cuales, se ve una evolucion de esa direccion en algo totalmente unico. Al final los compradores lo que buscan es eso, la interpretacion diferente de lo que esta de acuerdo a la tendencia.

    No puedo negar el aspecto comercial del diseno (que muchas veces se toma en forma peyorativa) al final de cuentas es la diferencia entre trabajar en un mercado masivo y trabajar en pequenos nichos digamos, mas artisticos. Sin embargo creo que en todo se puede encontrar ese equilibrio entre lo que es una propuesta nueva y que aun puede aportar un valor comercial. El ojo del comprador esta justamente buscando eso, si, siempre buscando algo diferente, pero tambien algo que le aporte una ganancia de la inversion que realiza adquiriendo tal o cual personaje o patron.

    Ahi vemos como la labor del disenador es mucho mas importante ya que no solamente es un clonador de las tendencias, sino traductor visual de las mismas aportando un toque unico a las propuestas.

    Gracias por compartir tu punto de vista, y definitivamente creo que en un mercado tan saturado de lo mismo, es un descanso visual y una satisfaccion creativa cuando vemos alguien que no solamente decidio hacer florcitas porque es lo que vende, sino que aplica esas florcitas desde una optica que aporta una idea nueva en esquemas de color, en dimensiones, en patrones, en riqueza visual, etc.

    Los trend books son la guia, pero al final nosotros somos el disenador, eso no lo debemos perder de vista por tentadora que sea la idea de hacer dinero solamente. Al final si hacemos algo que es diferente, que es mercadologicamente viable, que ha sido estudiado y tambien soñado con una mente libre pero pensando en un mercado masivo; el resultado destacara entre tantos clones de Mudpie, Peclers, etc. Eso es lo que los compradores buscan, como hacer destacar su producto entre tantas propuestas que al final, resultan ser demasiado similares.

    De verdad que mil gracias por compartir.

  3. Larisa Hernández on

    Gracias por aportar tanto con tu punto de vista, muy imporatnte viniendo de un diseñador salvadoreño que ha destacado tanto internacionalmente y que se mueve realmente en el mundo de las grandes marcas.

  4. Que excelente experiencia Larisa!
    Creo que uno de los mayores retos es el aplicar el diseño tomando en consideracion el entorno social e incluso politico. Pero tambien, importante salirnos de ello para que nuestro trabajo tenga exposicion internacional. El enfoque personal como tu dices, puede ser identidad cultural. Esto, como base de concepto es excelente para encontrar nuestro nicho en el mercado. Aunque si hay que recordar, los compradores toman decisiones con base al dinero, si el diseño es relevante y expandible. Asi pues, la combinacion de ambos ‘diseño sostenible a nivel internacional con sabor latino (y buscar ese nicho dentro del ‘sabor latino)’ puede traer negocios que generen dinero para los diseñadores!

    • Larisa Hernández on

      Si Taty, perdón que no habia respondido, pero no recibi la notificación.
      Definitivamente hay que regirse por las tendencias, pero siempre agregándoles el toque o aporte personal!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *