Del “cogito, ergo sum” al pensamiento lateral y al “serendipity pattern” como estilo de vida

EL PENSAMIENTO LATERAL ES ALEGRE, DIVERTIDO Y JUGUETÓN

Desde que decidí abordar el tema del pensamiento lateral, me sometí a un voluntario ejercicio de autoobservación para constatar cómo funciono en ese apartado. Lo he confirmado y lo reafirmo: continúo utilizándolo como una manera juguetona, lúdica, deliberada, de ir recogiendo conceptos, reminiscencias, ideas no expresadas, diseminadas en los verdes prados de la mente, así, como quien recoge flores silvestres, mientras otras se escapan como coloridas mariposas que vuelan porque no se acomodan al propósito.

Me remonté al descubrimiento de mi propia identidad asida del racionalismo de Descartes, tabla de salvación de la duda existencial en que vivía al no comprender la lógica de mi entorno. La Universitas, en tanto universalidad de las ideas como la conocí, terminó de dilucidar la duda existencial y fue Edward De Bono quien le dio sentido  a mis evasiones de la realidad con su libro New Think: The Use of Lateral Thinking .

Así descubrí que lo que yo hacía espontáneamente ¡era una forma de pensamiento lateral!:   no pensaba directamente en el objeto y dejaba a mi mente buscando una solución y ésta venía naturalmente mientras hacía otras cosas. El enfoque desde distintos puntos de vista, también me permitía encontrar diferentes respuestas… que no le gustaron ni a mi mamá, ni a mi maestra, posteriormente ni a mi jefe.

A partir de la psicología y la teoría de la información, De Bono planteó el pensamiento racional (vertical) como un sistema que construye modelos: “En un sistema que se amplía y que puede registrar informaciones, el orden de éstas nunca es el mejor posible” (De Bono, 1971).

 

PRIMERA LEY DE DE BONO

Un pensamiento nunca puede hacer el mejor uso de las informaciones existentes.

La información penetra en el intelecto lentamente durante un tiempo determinado y los patrones de pensamiento preestablecidos no son tan buenos como lo serían si la información total entrara toda, de golpe, en una sola vez.

 

SEGUNDA LEY DE DE BONO

Una comprobación es, a menudo, falta de fantasía al idear una demostración de alternativas.

Si no se le ocurre una explicación mejor, usted creerá que la que tiene es la correcta. El pensamiento lateral como pensamiento creativo, alternativo al pensamiento lógico=vertical, intenta cambiar estructuras mentales mediante diversas técnicas para reestructurar informaciones.

Son objetivos del pensamiento lateral:

  • desarrollar nuevas ideas
  • impedir valoraciones
  • impedir separaciones y polarizaciones rígidas
  • deshacer patrones de pensamiento inflexible
  • hacer desaparecer bloqueos mentales

Para alcanzar estos objetivos, el pensador lateral dispone de las técnicas:

1. DESARROLLO DE ALTERNATIVAS

El pensamiento lateral se basa en el principio de que cualquier manera determinada de considerar las cosas es sólo una entre las muchas posibles.

La formulación de un problema es solo una determinada manera de considerarlo. El desarrollo de diferentes alternativas en la formulación y en el proceso de resolución, se podrían buscar distintas posibilidades, no solo una.

2. DUDA DE LAS HIPÒTESIS

Al plantear problemas suele aceptarse tácitamente determinada suposición no necesariamente válida demostrable. Estas suposiciones son límites necesarios para facilitar la resolución del problema, porque limitan el campo pero nunca deberían considerarse absolutamente obligatorias: “La tradición conserva la mayoría de las suposiciones, no la prueba repetida de su validez”.

3.HALLAZGO DE LA IDEA PRINCIPAL

Ante todo, para desarrollar alternativas y reconocer las suposiciones tácitas de las que se dudará,  hay que saber exactamente de qué se habla,  clarificar  la idea principal a partir de una información completa, verificando si la información puede adecuarse a un determinado patrón de pensamiento (supersigno):“La idea principal determina el esquema organizativo con el que ha de considerarse una situación”.

4. DESCOMPOSICION

En la descomposición, un modelo ya existente se reduce a sus elementos, en un proceso inverso al que se desarrolla para obtener la información de súper-signos o de patrones de pensamiento.

5. INVERSIÒN

A partir de la descomposición, De Bono denomina  inversión a un reordenamiento que transforma las cosas en sus contrarios: “Se emplea conscientemente el error para vencer el miedo a equivocarse y para cuestionar los patrones tradicionales”.

6. ANALOGÌA

En el pensamiento lateral, lo que más cuesta es comenzar una asociación de ideas fuera de lo acostumbrado. Las analogías permiten el distanciamiento  del problema, lo que aumenta la posibilidad de ver de otra manera.

7. PUNTO DE PARTIDA Y CAMPO DE ATENCIÒN

El campo de atención delimita lo observado, sea una situación o un problema. Dentro de éste, el punto de partida es el área que se considera en primer lugar.

Mediante un cambio del punto de partida y una transformación simultánea del campo de atención, se hace posible una nueva reestructuración.

Intuitivamente percibimos a las ideas como reestructuración de informaciones y si todos nacimos con capacidad creativa, son las aptitudes personales de fluidez, flexibilidad y originalidad las que hacen la diferencia en  los alcances.

 

LOS TRES PRINCIPIOS DE DE BONO

Aunque con diferentes denominaciones, muchos autores coinciden en los principios del trabajo creativo metódico partiendo de los de De Bono:

  • distanciamiento del problema;
  • valoración diferida de los hallazgos; y
  • experimentación lúdica o estímulo casual, también conocido como Serendipity  Pattern modelo para encontrar una cosa mientras se busca otra.

Éste último es fuente de diversión cuando voy de compras, porque siempre me encuentro cosas que no sabía que necesitaba ¡hasta que las encontré!

Nos leemos en el próximo.

Eva Cruz

Docente de la Escuela de Comunicación Mónica Herrera

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *