Un “meme” llamado #IndignadosSV

Además de revolucionar la manera en la que accedemos a la información y nos relacionamos, Internet ha tenido un impacto significativo en nuestro vocabulario, aportando nuevos términos, transformando otros y rescatando algunos del pasado para darles un nuevo impulso. Este último es el caso del concepto “meme”, que se ha convertido en el santo grial de los estrategas de las redes sociales.

Tomado de http://connect.in.com/meme/photos-header-meme-body-click-to-view-previous-photo-fade-on-ee6ff5716e66b0f0.html

Acuñado por el biólogo inglés Richard Dawkins en 1976, el concepto de meme hace referencia a una unidad de transmisión cultural que viaja de un cerebro a otro por vía de la imitación. Ejemplos de memes pueden ser “tonadas o sones, ideas, consignas, modas en cuanto a vestimenta, formas de fabricar vasijas o de construir arcos” (Dawkins, 2002, pág. 251).

El meme es para la evolución cultural lo que el gen para la evolución biológica. De hecho, la palabra meme pretende emular al término gen en su pronunciación en inglés (en inglés gen se escribe gene), además de basarse en el término del griego antiguo “mimeme” (relativo a la imitación).

Sin embargo, en el mundo de la web 2.0 el concepto de meme se ha venido utilizando cada vez más para nombrar a aquellos contenidos cuya característica principal es que son compartidos por gran cantidad de usuarios, restando importancia a su vinculación cultural, que es lo más valioso que el concepto nos ofrece. Por ejemplo, el sitio www.KnowYourMeme.com , que se dedica a registrar lo que ellos consideran “memes de internet” y “contenido viral”, define a los primeros como contenidos o ideas que pasan de persona a persona transformándose y evolucionando en el trayecto, mientras que a los segundos los diferencian en que no se transforma ni evoluciona mientras transitan de una persona a otra.

No me cabe la menor duda que este énfasis en la transmisión es producto de las facilidades que la tecnología y la Internet ofrecen. Muestra de este vínculo con la tecnología es Yahoo Meme, una plataforma de blogueo que esta empresa lanzó hace unos meses y que también se enfoca en la facilidad para transmitir mensajes.

Pero si queremos hacer un uso estratégico de los memes estamos obligado a ver más allá de su propagación cuantitativa y concebirlos como elementos constitutivos del proceso de comunicación humana.

Lo más importante de los memes es su capacidad para explicar las transformaciones y evolución cultural, sobre todo si entendemos cultura en su sentido más amplio, como “todo lo que es producido por los seres humanos” (Payne, 2002). Estos entes replicadores, como también los llama Dawkins, compiten unos con otros por un lugar en los cerebros de las personas en una dinámica similar a la de la selección natural de los genes y las especies. Es decir, que solo los más fuertes – que equivale a culturalmente relevantes – sobreviven: “la selección favorece a los memes que explotan su medio cultural para su propia ventaja”, nos dice el creador del término.

A fin de cuentas, nadie imita algo que no le resulta útil y/o compatible con el entorno cultural en el que se desenvuelve.

Un buen ejemplo para comprender a los memes y su gestación es #IndignadosSV, un movimiento ciudadano que surge en El Salvador como consecuencia de una coyuntura política particular. Nace en las redes sociales, en cuestión de minutos se traslada a las calles y a los medios de comunicación convencionales y horas después se inserta en la cotidianidad de las conversaciones, discursos y análisis acerca de la situación del país.

#IndignadosSV no es simplemente una expresión o idea que circuló a gran velocidad para alcanzar a muchas personas. A diferencia de otras iniciativas similares, tuvo la gran virtud de ser incorporada al universo simbólico de la ciudadanía, influenciándola en su comportamiento. Esto es precisamente lo que le da el carácter de meme.

¿Pero cómo lo logró  en tan poco tiempo? ¿Cómo desarrolló sus cualidades replicadoras?

La respuesta está en el contexto; en el tiempo y espacio en que se produjo. Por supuesto que la conectividad que las tecnologías nos ofrecen jugó un papel importante, pero más significativa es la fuerza de este meme en particular con relación a otros con los que competía por un lugar en nuestros cerebros. Esta fuerza se la otorgó no solo el contexto político del país, sino también factores externos como las noticias sobre el movimiento #Indignados de España.

En conclusión, los memes son producto de su contexto y, como tales, deben comprenderse como fenómenos comunicacionales, más que tecnológicos. Es fundamental que quienes trabajan en el ámbito del marketing, la comunicación y el diseño comprendan que la viralidad es producto de la integración de los mensajes, sus formas de transmisión y el contexto en que se producen e interpretan.

P.D.: Aunque la línea editorial de Lo Estratégico es puramente académica, aprovecho el espacio para felicitar y animar a continuar trabajando a quienes han dado vida y permanencia a #IndignadosSV.

 

FUENTES DE INFORMACIÓN:

Dawkins, R. (2002). El gen egoísta, 13° edición. Barcelona: Salvat Editores.

Payne, M. (2002). Diccionario de Teoría Crítica y Estudios Culturales. Buenos Aires: Paidós.

Federico Harrison

Director Académico Escuela de Comunicación Mónica Herrera. ECMH alumni

7 comentarios en “Un “meme” llamado #IndignadosSV

  1. Excelente investigación la que se ha hecho acerca del significado etimológico de la palabra meme, hace días quise investigar lo mismo, me ha quedado claro y me parece excelente como lo han relacionado con la actualidad, espero sigan haciendo un excelente trabajo en Internet! =D

    • Federico Harrison on

      Gracias Josué por tu comentario. Haremos lo posible por generar contenidos de interés sobre estos temas.

  2. Que buenisimo blog Francisco y gracias por alentarnos a mantenernos firmes con este movimiento cuyo fin clave es simplemente demostrar que los jóvenes también tenemos voz y voto…
    Sigue adelante y felicidades…

    • Federico Harrison on

      Gracias por tus felicitaciones. Sin duda la juventud tiene cada vez más voz y, lo más importante, es que se está utilizando con sabiduría.

  3. Hermann W. Bruch on

    Muy buen artículo Federico. No le tengas miedo a entrar en el campo político pues precisamente ese campo requiere de mayor tratamiento acadñemico para mejorarlo. No es deseable que “lo político” esté alejado de “lo académico” y de “lo estratégico”. Es precisamente esa eljamiento el que ha producido que ahora estemos al borde de un clnflicto social de grandes proporciones. Pienso que la “academia” debe entrar al escenario político con urgencia.
    ¿podemos porpiciar un “think tank” que produzca “memes” relacionados al tema político capaces de propiciar una mayor actividad e involucramiento ciudadano?

    • Federico Harrison on

      Gracias don Hermann. Tiene usted razón, lo estratégico, lo académico y lo político deben vincularse y formar un círculo virtuoso. Tomo nota de ello.

      En cuanto a lo del think tank que produzca memes tengo mis reservas. Más que juntar a un grupo de “cabezones” a generar ideas para que otros las propaguen, es más importante potenciar la inteligencia colectiva; las redes sociales nos permiten juntar a miles de cerebros. ¿Que hay desorden y caos? Pues sí, pero no importa.

      Lo que hay que hacer es poiblitar la conectividad de estas ideas, para generar un verdadero sistema. ¿Cómo se hace? Propagando cuanto contenido sobre el tema se genera y, sobre todo, generando conversaciones al respecto: twiteando, comentando en blogs, posteando en Facebook, blogueando, etc.

      Para que un meme se forme deben coexistir tres cosas: un mensaje potente, la capacidad de transmitir ese mensaje a gran cantidad de personas y un contexto favorable.

      Creo que en lo relativo a nuestra situación política, el contexto es el indicado. Los mensajes es posible que ya anden por ahí. En lo que hay que trabajar es en involucrar a más personas en la conversación.

      “Think tank” me remite a pensar en “control”, y en estas cosas la clave es perder el control. Voy a postear un video sobre este tema.

  4. Pingback: A propósito del nacimiento de los memes: hay que perder el control

  5. Eva Cruz on

    Absolutamente de acuerdo contigo, Federico: el caos el caldo de cultivo de la creatividad (eurisko, yo busco porque no me sirve nada de lo conocido). Los cánones establecidos, en cualquier campo, son limitantes del pensamiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *