Experiencias en el caso MyPES

Categorías Comunicación
0

El 2020 ha sido, sin duda, un año de grandes aprendizajes. Hemos buscado y desarrollado en nuestros cerebros las habilidades que nos permitan adaptarnos, de la mejor manera, a los cambios provocados por la pandemia: trabajar de manera remota desde nuestras casas, poner en práctica hábitos de limpieza y aprender a relacionarnos con sana distancia. Todos, sin excepción, nos hemos visto de una u otra forma afectados por el COVID-19. Pero sin duda, uno de los sectores más afectados son los emprendimientos y la micro y pequeña empresa.

La ECMH entiende que el proceso formativo debe impactar con experiencias de aprendizaje que pongan en contacto con realidad a nuestros estudiantes y que contribuyan, así, a buscar soluciones a los diversos problemas que enfrentaron algunos sectores productivos de la sociedad. Es en ese sentido es que cada año se desarrolla la temporada de casos. En el segundo semestre, del 2 al 16 de octubre, le corresponde a los estudiantes de cuarto año organizarse como equipos consultores para diagnosticar y dar solución a diferentes situaciones por medio del diseño, la innovación y la comunicación. Para esta edición, con 15 de las MyPES agremiadas en la Asociación de Desarrollo Económico Local (ADEL), de Sonsonate, socio estratégico de la Institución por más de 7 años.

Para la organización de este proyecto se asignó una empresa a cada equipo de trabajo conformado por estudiantes de las tres carreras: Diseño Estratégico, Comunicación y Estrategia Digital y Comunicaciones Integradas de Marketing.

Para guiar el proceso, se contó con la supervisión de dos duplas evaluadoras integradas por dos catedráticos a tiempo completo. La participación de los docentes permitió que se cumplieran los objetivos de aprendizaje durante dos semanas y que las propuestas tuvieran coherencia con la investigación y objetivos alcanzables.

En la primera etapa del proceso los estudiantes empatizaron con la situación actual de la empresa que les fue asignada. Conocieron su entorno competitivo, sus clientes y sus usuarios; pero esta vez con la limitante del trabajo a distancia por la pandemia: sin poder visitarlos, sin recorrer sus instalaciones, ni poder entrevistarlos en persona. Únicamente utilizando herramientas tecnológicas como, Zoom, chats en Whatsapp, citas en Teams y reuniones con su equipo de trabajo para obtener hallazgos y co-crear soluciones en plataformas interactivas como Miró.

Esta circunstancia no limitó a los estudiantes en sus aprendizajes. Por el contrario, convirtieron esta situación en oportunidades, y desde sus casas, lograron continuar con una de las experiencias académicas más emblemáticas de la Escuela: los casos.

Luego de la primera etapa, cada consultora presentó un diagnóstico y una oportunidad de innovación adecuada para mejorar la situación de su cliente. Posteriormente, tuvieron una asesoría con un profesional especializado en el área de la oportunidad de innovación identificada con el objetivo de afinar la propuesta, presentarla al cliente para recibir retroalimentación y posteriormente presentar el trabajo a la dupla de docentes asignada.

luego de dos semanas de intenso trabajo y en la última etapa del proceso, se presentó la propuesta final a una comisión conformada por miembros de ADEL y el empresario asignado, ante los evaluadores conformada por los docentes que acompañaron en todo el proceso. Además, se sumó un catedrático invitado con la finalidad de tener una visión no sesgada acerca de la propuesta. Las presentaciones se desarrollaron vía Zoom. Los estudiantes y evaluados presentaron desde sus casas y los empresarios desde las instalaciones de ADEL en Sonsonate.

Como cada en cada ocasión, desde que iniciamos esta sinergia con ADEL, los resultados han sido exitosos y de gran ayuda para los empresarios, quienes aportan comentarios enriquecedores para la experiencia de aprendizaje de los estudiantes, quienes, a su vez, se ven impactados al escuchar de primera voz el beneficio de cómo sus conocimientos pueden aportar, no solo en los negocios, sino en la vida de los emprendedores.

Este es uno de los proyectos de proyección social más significativos de la ECMH.

En años anteriores se ha realizado la medición del impacto lo cual nos da una valiosa retroalimentación para continuar mejorando el proceso y que, además, nos da certeza del nivel de satisfacción que el proceso y los resultados tienen para los empresarios, así como del aprendizaje de nuestros estudiantes.

Una vez más cerramos este caso con 15 propuestas innovadoras que benefician la actividad comercial de estas MyPES en un momento en que la capacidad de adaptación al nuevo contexto se vuelve imprescindible.

A continuación, algunos comentarios acerca del caso, tanto de estudiantes como de empresarios, que sintetizan de mejor manera todos los aprendizajes.

Estudiantes:

«Aprendí a escuchar las necesidades del cliente de una manera real y a saber llevar una comunicación concisa».

«Fue una gran oportunidad para abastecer nuevos conocimientos, observar y analizar diferentes situaciones dónde nos exponíamos a distintas perspectivas. También considero que fue una buena experiencia de trabajo en grupo, los roles fueron mejores y el trabajo en equipo nos ayudó a mejorar y contribuir en crear una mejor experiencia».

«A partir de la asesoría que tuvimos, creo que aprendí a ver mas allá de la primerísima necesidad; a enfocarme no sólo en estrategias acorde a tendencias, sino en acciones que logren la rentabilidad a largo plazo».

«La empatía de poder ponernos en los zapatos de esas personas y más allá de solo trabajar un proyecto. Poder crear una solución y herramientas que les sean de utilidad a ellos para crecer».

«Aprender a llevar un proyecto real con un gran significado, tomando en cuenta las limitaciones a las que estamos expuestos debido al contexto».

«Entrar en contacto con realidades y necesidades ajenas a nuestro entorno que te hacen investigar más y explorar diversas soluciones”.

Clientes:

«Agradecido por  la empatía mostrada, la amabilidad por parte de los alumnos y por supuesto por la asesoría recibida”.

«Le doy las gracias a Dios y a estos muchachos tan generosos, yo personalmente estoy encantada con el trabajo, ya lo estoy poniendo en práctica. Todavía seguimos en comunicación y ellos contestan al instante. Aunque no nos conocemos, les tengo un gran cariño. El trabajo que me hicieron es excelente».

«Gracias a la ECMH por la oportunidad de trabajar con los jóvenes. Gracias también a los maestros que los acompañaron en el proceso».

«Agradecemos a los jóvenes por el trabajo que han hecho para nosotros. Mil bendiciones».

«Felicitar a los alumnos. He quedado impactada de la manera en la que trabajan, la coordinación que tuvieron, que me permitieron participar y agradezco lo que me han dado. Ahora queda en mis manos ponerlo en práctica. Gracias por todo el esfuerzo”.

«Quiero dar un agradecimiento especial a la ECMH por el apoyo brindado, muy satisfecho con los resultados, muy profesionales los estudiantes. Esto nos ayuda mucho a generar estabilidad económica en las MyPES en Sonsonate”.

Algunas de las propuestas desarrolladas por estudiantes de cuarto año para ADEL Sonsonate.

Equipo de trabajo: Los Últimos

Equipo de trabajo: Creative Box

Equipo de trabajo: Gurú

Algunas opiniones de estudiantes de cuarto año de la Escuela de Comunicación Mónica Herrera

Kathya Elas, estudiante de cuarto año

Javier Zelada, estudiante de cuarto año

Sonia Nieto, estudiante de cuarto año

Algunas opiniones de empresarios de ADEL Sonsonate.

María Rosalina Arévalo. Panadería Claudia

Guadalupe del Carmen Zepeda Velásquez. Rancho y Comedor la Copa

Jesús Arístides Mendez. Orquesta Klly-Caluco

Larisa Hernández

Coordinadora de Proyección Social y Docente de la ECMH. Diseñadora gráfica e ilustradora, exporta diseño a diferentes industrias en USA.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *