Urge rediseñar el país

Imagen de www.axonum.wordpress.com

Poco más de tres semanas después de su finalización, ya es posible considerar a la tormenta tropical E-12 como un hito de la historia reciente de El Salvador. Muchos han sido los daños que ocasionó, pero mayores son las lecciones y los retos que nos deja. Desde que terminó hemos sido testigos de múltiples esfuerzos por traducir su impacto social y económico a cifras; pronto veremos a los políticos incluir en sus promesas de campaña planes para prevenir desastres y combatir la vulnerabilidad; seremos espectadores de numerosos comerciales de televisión en los que gobierno y empresas nos mostrarán la forma en la que cada uno colaboró con los damnificados.

Pero nada de eso será decisivo para evitar que dentro de unos meses más sea necesario trasladar nuevamente a miles de personas a albergues, paralizar la educación o iniciar una nueva reconstrucción del tejido productivo. Lo único que puede hacer la diferencia es que los ciudadanos demos un paso al frente y tomemos el futuro en nuestras manos.

Las consecuencias de esta tormenta pueden explicarse en una sencilla frase: vivimos en un país mal diseñado. Un país en el que las decisiones trascendentales no se han tomado con las personas en mente y en el que el mejoramiento de la calidad de vida de los individuos se ha visto como un beneficio colateral.

Es necesario rediseñar El Salvador y para ello necesitamos dos cosas: primero, entender el diseño como algo que va mucho más allá de la forma y la estética; y segundo, comportarnos como diseñadores.

Lo primero – ampliar el concepto de diseño – pasa por entender que el diseño tiene un valor estratégico y no únicamente táctico. En un reciente post en este mismo blog, nuestra docente Ana Urquilla escribía que “diseñar es seguir un proceso mental, emocional y físico que le permite a alguien crear una solución efectiva a un problema. Esta solución puede ser tangible (un objeto) o intangible (un proceso, una estrategia, un sistema o una experiencia).” Esta definición hace eco de la necesidad de dejar de lado el reduccionismo que por décadas condenó a los diseñadores a ser el último paso del proceso productivo y que Tim Brown, CEO de IDEO, resume de la siguiente manera:

Ahora, sin embargo, en vez de pedir a los diseñadores que conviertan una idea ya desarrollada en una más atractiva para los consumidores, las empresas les están pidiendo que creen ideas que satisfagan mejor los deseos y las necesidades de los consumidores. El primer papel es táctico y genera una creación limitada de valor. El segundo es estratégico y conduce a enormes formas nuevas de valor” (Brown, 2008, pág. 64)

Esta concepción del diseño como algo estratégico en vez de táctico nos obliga a repensar las cualidades o perfil de los diseñadores. El estereotipo del diseñador como alguien con habilidades técnicas, creativo por naturaleza y un tanto bohemio ha dejado de tener validez práctica. El paso del hacer al pensar demanda otras características, entre ellas, la “Empatía (…) Pensamiento integrador (…) Optimismo (…) Experimentalismo (…) Colaboración” (Brown, 2008, pág. 66).

Esto nos lleva a la segunda necesidad expuesta más arriba, la de comportarnos como diseñadores. Incluyo aquí a los diseñadores de profesión y al resto, pues todos tenemos la capacidad de diseñar.

Estamos en la cumbre de una revolución del diseño en los negocios” – nos dice Roger Martin, Decano de la Rotman School of Management de la Toronto University – “Como resultado, las personas de negocios no necesitan entender mejor a los diseñadores, sino convertirse en diseñadores”.  Es necesario conocer y aplicar a cualquier problemática las metodologías que el diseño nos ofrece. Heather Fraser, directora del Design Initiative de la Rotman School of Management, lo explica de la siguiente manera: “Al ampliar la definición de ‘diseño’ y expandir la aplicación de metodologías y esquemas mentales del diseño a los negocios, las compañías pueden moverse más allá de la simple sobrevivencia y el cambio incremental, abriendo nuevas posibilidades para estrategias de crecimiento agresivas y transformación organizacional” (Fraser, 2007).

No cabe duda que el diseño está cobrando un papel preponderante en el quehacer de las organizaciones: “La próxima generación de diseñadores debe sentirse tan cómoda en la sala de juntas como en el estudio de diseño, y necesitará empezar a abordar todos los problemas – desde el analfabetismo en adultos hasta el calentamiento global – como problemas de diseño” (Brown, 2009).

Dicho lo anterior y volviendo al tema del rediseño del país, es evidente la necesidad de que una nueva generación de “pensadores de diseño” (design thinkers) asuma un rol más protagónico en nuestro país. La improvisación, el cortoplacismo y la mediocridad deben desaparecer. Sin embargo, esto no sucederá así como así, ni caerá por su propio peso. Los diseñadores deben abrirse espacios con tenacidad, a través de propuesta de soluciones efectivas y eficientes. El camino no será sencillo pero debe recorrerse y todos – desde nuestros ámbitos de acción – debemos involucrarnos.

Fuentes de información:

Brown, T. (2008). Design Thinking. Harvard Business Review, 62 – 72.

Brown, T. (2009). Change by Design. HarperBusiness.

Fraser, H. (2007). The practice of breakthrrough strategies by design. Journal of Business Strategy, 66 – 74.

Federico Harrison

Director Académico Escuela de Comunicación Mónica Herrera. ECMH alumni

18 comentarios en “Urge rediseñar el país

  1. Lourdes on

    “La próxima generación de diseñadores debe sentirse tan cómoda en la sala de juntas como en el estudio de diseño, y necesitará empezar a abordar todos los problemas – desde el analfabetismo en adultos hasta el calentamiento global – como problemas de diseño”. Considero que todos como diseñadores o futuros diseñadores tenemos el deber de prepararnos en diversos ámbitos que nos permitan abordar problemas en diferentes rubros y niveles de dificultad. Asimismo, tenemos otro deber como Salvadoreños, el de diseñar para nuestro país. Al juntar ambos, podemos llegar a tener diseño de una calidad nunca antes vista en nuestro país, aplicando todos los métodos necesarios, siguiendo un proceso y así formular estrategias valiosas. Como diseñador también debemos maximizar los recursos que tenemos, un ejemplo de buen diseño que me llamó la atención era pintar una roca de un río de los colores verde, amarillo y rojo así las personas saben cuando hay peligro que este se desborde. Si el agua del río llega a amarillo ellos saben que deben actuar con precaución, y ya al llegar a rojo deben evacuar la zona por peligro de inundaciones. Algo tan sencillo como utilizar tres colores de la manera adecuada puede llegar muy lejos, el buen diseño puede llegar hasta a salvar vidas.

  2. Alicia Dordelly on

    Excelente artículo. “Del dicho al hecho” no es una frase oculta, es algo que las personas expresan de una forma u otra a diario pero a la hora de poner en práctica acciones concretas, todos somos buenos para voltear la cara hacia otro lado. Creo que nadie puede refutar el que el diseño se ha visto siempre como superficial y se le resta muchísimo mérito a todo lo que realmente es; como lo que expresa Ana Urquilla “diseñar es seguir un proceso mental, emocional y físico que le permite a alguien crear una solución efectiva a un problema. Esta solución puede ser tangible (un objeto) o intangible (un proceso, una estrategia, un sistema o una experiencia).” Los tiempos cambian y especialmente en países como el nuestro, hay mucho por hacer; ahora, más que antes. Si decidí estudiar Diseño Estratégico fue por que estoy consciente de muchos de los cambios que se necesitan… y con urgencia!

    Si hay algo que tenemos, son posibilidades pero muchísimas veces nos falta apropiarnos del pensamiento estratégico que necesita nuestro país. Espero que El Salvador deje de esperar al ultimo momento para actuar en pro a, como dice Federico Harrison, rediseñar el país.

  3. Marcella Dalmau on

    “Urge rediseñar el país” me pareció un artículo sumamente acertado. Muchas veces me han dicho el “no pareces diseñadora, ellos son locos y bohemios” sin embargo el diseño no se trata de aparencias sino de pensamiento. Siempre considere que los elementos que tienen una buena función es porque tienen un buen diseño algo que le falta al país, en especial a la infraestuctura. Cómo podemos ver un ejemplo perfecto son los puentes, pensaramos que cumple la función de cruzar de un lado a otro, sin embargo en un país tropical que anualmente sufre de cantidades excesivas de lluvia un puente tiene la función de no solo cruzar pero tambien de proveer estabilidad; función que evidentemente no cumple.
    Considero que este problema se da anualmente debido a la velocidad con que se quiere solucionar el problema; cosa que los estanca en la primera idea que se viene a la mente y por eso las soluciones son a corto plazo y no a largo plazo.
    Sí el país y su gobierno pensara estratégicamente optaran por una solución que si bien puede ser que tome más tiempo tambien va a durar más tiempo.

  4. En nuestro país, los diseñadores son consideradas personas que hacen cosas bonitas, pintores, escultores y que saben de moda y hacen ropa; esto debido al poco conocimiento que tienen las personas acerca de esta amplia profesión que muy lejos de lo antes mencionado te permite crear todo tipo de cosas tangibles o intangibles. Desde ese punto, en la actualidad un diseñador estratégico es necesario en todas partes, empezando desde el Gobierno y todos los ministerios que aseguran la integridad de cada persona en el país, el problema ha sido también que actualmente los diseñadores se limitan a producir sus propias marcas para poner en manifiesto sus talentos en lugar de utilizar esos talentos para beneficiar al país en el que vive, y muchas de las veces sale del país y no regresa. Esto es hasta cierto punto, preocupante, de que sirve formar diseñadores estratégicos en Escuelas Superiores si a los 3 años de carrera se van a otro país para nunca servir en su país de origen, creo que otra parte importante de esto es la consciencia social que debe formarse en las personas desde la educación elemental en los colegios, escuelas, institutos hasta las universidades con el fin de despertar en las personas el interés por saber ¿Qué necesita nuestro país de nosotros? ¿Qué podemos hacer por él? ¿La clase media realmente necesita esos zapatos o esa cartera? ¿Qué nos hace falta REALMENTE?, obviamente en nuestro país la carrera del diseño de ha manejado de manera limitada hasta cierto punto y muy pocos conocemos la parte estratégica del mismo. Considero como mencioné anteriormente que diseñadores deben trabajar en todas partes no sólo en una agencia o en una boutique creativa, creo que en el momento en el que entendamos y creemos empatía con la realidad nacional que sufrimos, será en ese punto que despertemos y empecemos a ser diseñadores de realidades y no de superficialidades.

  5. NoeliiaHR on

    El mal diseño de las zonas urbanas de nuestro país siempre serán un problema, hasta que nuestro gobierno decida invertir dinero en la remodelación de la estructura arquitectónica de nuestro país, lo que llevará como consecuencia ,como se menciona en el articulo, el evacuar a muchas personas de sus hogares, suspender el funcionamiento de muchas escuelas e incluso algunas universidades si son necesarias, nadie dijo que “el reorganizar” iba a ser fácil o gratis; En este caso el rediseño de nuestro país costará mucho dinero pero es un costo necesario a tomar. Como diseñadores debemos contribuir al diseño de estrategias que logren hacer esto posible, a proponer acciones “viables” a tomar para desarrollar dichas estrategias, para así poder dar inicio a la solución de dicha problemática.

  6. Javier Peñate on

    Es importante retomar e implantarnos en un “chip” con la frase de Harrison “Debemos comportarnos como diseñadores”.
    Es necesario primero erradicar el pensamiento erróneo sobre el diseñador únicamente como dibujante, o persona que decora y hace “manualidades”. Para poder erradicar esa percepción errada, es necesario educar, pero aún antes de educar, es necesario tomar conciencia y cumplir con nuestra obligación como diseñadores y comunicadores.

    Nuestra obligación como tal es, solventar problemas a través de propuestas que pasan por ” Un proceso mental, emocional y físico” (Ana Urquilla). Al cumplir con nuestra obligación, que es personal y social, se puede educar mediante lo que ven personas terceras en nuestras acciones y propuestas.

    No se trata de quedarse con los brasos cruzados y criticar los errores de otros, se trata de retomar esas experiencias, analizarlas y aplicar ese aprendizaje en nuestros procesos. Se trata de realmente vivir el diseño cada uno de los acontecimientos de nuestro diario vivir, se trata de realmente diseñar con el fin de beneficios para todo el entorno y otras personas, dejando de lado el “yo” y poner a disposición de la sociedad, las habilidades que poseemos.

  7. Carolina Zúniga on

    Empezaré por citar el último objetivo que plantea Federico para rediseñar el país “comportarnos como diseñadores”
    Si bien es cierto que no todas las personas se especializan en esto, sí creo que la metodología que aplicamos a lo largo de nuestro trabajo como tal, no es exclusivo de nosotros. Así como el artículo hablaba de cuán efectivo era el diseño aplicado a los negocios, me deja con la mente volando sobre lo que podría ser una nueva generación con mente de diseñador. Desde que el niño va a creciendo dejarle la semilla de la innovación, la proyección a futuro. Preocuparnos por ser más útiles todos que dejarle a unos cuantos el trabajo de pensar, no dudo que El Salvador pudiera formar una sociedad más consciente, menos cómoda y más proactiva. Trabajar a largo plazo parecería ser una utopía, pero que mientras más se avanza llegamos al horizonte. Retomo la frase ” el diseño está en todo” por ende ” el diseño está en todos” Otorgarle a unos pocos el conocimiento del pensamiento de diseñador es limitar a nuestras generaciones a ver más allá de los ojos. Sea la rama que sea, sea a lo que se dediquen las personas trascender es una obligación para crecer y que bonito sería que todos creciéramos tomando el control de nuestro diseñador inherente que todos (de diferente forma) llevamos dentro.

  8. Beatriz Flores on

    Me pareció una lectura muy interesante, dado que es un tema muy importante y actual que está atravezando nuestro pais;
    En mi opinión, estoy muy de acuerdo con el hecho que el pais está muy mal diseñado, porque desde un princio las cosas no se han hecho como se debe y seguiremos de la misma forma hasta que no se haga algo diferente.
    a qué me refiero con esto? me refiero a que la situasión de nuestro pais, es algo que se ha venido forjando desde el principio de los tiemppos de muy mala manera, y ha continuado hasta llegar al desorde, descontrolado que poseemos actualmente.
    El Salvador,representa en muchas culturas de todo el mundo, maras, basura, peligro, desorden, pobreza. esta es la imagen que lastimosamente reflejamos,Sin embargo no se cuenta que en El Salvador hay personas maravillosas, con la cabeza muy arriba, con lugares preciosos que visitar, con gente que lucha día día por salir adelante, somos un país que ha luchado toda su vida por un desarrollo, pero que la huella de malos gobiernos no ha permitido que nos demos paso a un mejor futuro.
    Que papel juega el diseño en todo esto?
    Bueno, yo cnsidero que un buen diseño es tan importante comoo un buen diseñador, un buen diseño, es el que funsiona,y un buen diseñador es el que observa,y resuelve mediante sus acciónes;
    lastimosamente en nuestro pais aun no tenemos un diseño que funsione, ni un buen diseñador que tome el reto que nuestro país representaa.
    Hacer un cambio en la actualidad es muy difícil, porque estamos pagando las consecuencias de una autodestrucción que inició hace muchisimos años atrás, pero no es imposible todos tenemos la capacidad de diseñar por wue el diseño,estña presente hasta en las cosas mas insignificantes que realizamos día con día; Entonces, los jóvenos no somos realmente el futuro, sino mas bien el presente, pero si podemos trabajar por el futuro, obiamente el país ha llegado hasta lo que conocemos hoy en muchisimos años, nos costrara el doble devolverle la vida que una ves tuvo, pero uniendonos como jóvenes,diseñadores y como buenos comunicadores podemos lograr un cambio impactante que no nos beneficien precisamente a nosotros sino a nuestras futuras generaciones.

  9. William Cruz on

    Al hablar de diseño no solo nos referimos a la forma mas física de la definición, a muchos nos ha pasado que muchas veces nos ha pasado que a veces las cosas no nos salen como queremos como simple mente programar el horario de tu día que sea mas eficiente por esto deberíamos de comenzar a pensar que el diseño comienza desde las acciones que realizamos durante el día ya que tendríamos que maximizar eficientemente nuestro tiempo, esto nos obligaría a pensar de una manera rápida y estratégica las problemáticas que se nos presentan día a día; el diseño tangible tendría que ser “la punta de el iceberg” y el reflejo de la manera en que vivimos el diseño, a medida que nuestra población crece se hacen mas evidentes el descuido de organización que hemos tenido durante todos este tiempo atrás es por eso que para nosotros como generaciones próximas de diseñadores estratégicos es nuestro deber considerar a amplias posibilidades de soluciones que como país nos hagan crecer y brindarle una mejor calidad de vida a nuestra gente que es la finalidad real que el diseño persigue mas allá de simple mente vender algo que no necesariamente necesito.

  10. me parece muy enteresante que se tome como tema principal lo que es la verdadera finalidad del diseño, por mucho tiempo el diseñador ha sido menospreciado a pesar de todos los avances que gracias a ellos han existido, quizas porque en años anteriores el trabajo de un diseñador no habia sido apreciado de igual forma como el trabajo de grandes cientificos,fisicos etc, cuando en realidad el trabajo de un diseñador abarca todo tipo de ciencias y muchas cosas mas, por ello talvez las personas estan pensando mas acerca de lo que es el verdadero significado de la palabra diseñador,hoy en nuestros dias apenas y estan descrubiendo lo que es el nombre otras lo ignoran y lo categorizan como un hobby y falta todavia mas tiempo para que las personas noten las maravillas que este trae consigo, por eso se me hace algo dificil pero no imposible pedir que las personas tengan una vision mas estregica y logren pensar como diseñadores creo que se necesita primero pensar en la educacion para lograr inpregnar esta vision, en mi opinion tenemos que empezar desde la raiz para que esta forma de visualizacion ideal sea adquirida y poco a poco ir creando grandes cambio en cualquier sector en el cual no propongamos hacer la diferencia, me parece super interesante que saquen a flote estos temas, creo que este tipo de textos deberia ser visto por todas las personas y poco a poco empezar por algo y espero que en un futuro no tan lejano todos logremos adquirir esa forma de de ver las cosas no solamente jovenes y niños sino todos por igual y antes que nada para lograr esa forma de visualizar las cosas tenemos que cambiar nuestra propia percepcion acerca del mundo, ser lideres y tomar la inciativa y mas que todo cuando se trata con problematicas que nos afecta a todos y quitarnos en la cabeza el no puedo

  11. Javier Escobar on

    En todo el mundo y en especial en El Salvador, el diseñador es visto como un decorador, una persona que sabe como hacer las cosas estéticamente agradables. En efecto, esta es una de las grandes características que deben de definirlo, pero hay que romper con esa única asociación y educar a los ignorantes. La forma de hacerlo, es comenzar con nuestra realidad más próxima, tratar de corregir la frase de “Vivimos en un país mal diseñado” y reestructurar nuestro diseño urbanístico.
    Es increíble cuánto nos quejamos: “La calle está llena de hoyos”, “Siempre hay trabazón en esta calle”; problemas como estos son el resultado de decisiones como una mala selección de asfalto (En Estados Unidos las calles sufren cuatro estaciones y no se dañan de la misma manera que en nuestro país) o de un plan urbanístico construido para un plazo corto sin considerar los incrementos de la población. No nos damos cuenta que todos los problemas se derivan de malas decisiones de diseño.
    Rediseñar el país significaría tomar en cuenta aspectos urbanísticos, sociales, ambientales, como muchos otros más, de manera que El Salvador funcione armoniosamente y de la manera más práctica posible para la generación actual como para muchas otras en el futuro. El diseño viene a jugar el rol principal en este plan de reestructuración, hablamos de involucrar muchas de las ramas del diseño y de trabajar en conjunto para obtener los mejores resultados.
    Rediseñar el país es un proyecto masivo que significaría dinero, tiempo y mucha mano de obra; es por eso hay que en el inicio hay que actuar de manera individual, tomar las riendas y pensar de la manera estratégica como los diseñadores. Esto producirá un efecto en cadena, otros se sentirán atraídos por el movimiento y se convertirán en diseñadores desde su propio ámbito laboral.
    Apoyamos firmemente que los diseñadores sean parte de las nuevas estrategias, que sean tomados en cuenta a la hora de elaborar nuevos planes de negocio, o a la hora de buscar soluciones amigables con el ambiente, un diseñador asegurará una solución beneficiosa, como también, un producto (tangible o intangible) estético.

  12. Kristela Moreno on

    Que buen artículo, como país estamos tan expuestos a desastres naturales y que mas evidencia la que vivimos hace un par de semanas con las intensas lluvias. En mi opinión, el principal problema es que no contamos con la educación ni preparación necesaria para enfrentar tales situaciones. Para nosotros los salvadoreños, es muy fácil ser cálidos con las demás personas por eso tenemos la fama de ser amables y amigables. Que orgullo es vivir en un país en vías de desarrollo, porque es aquí cuando mas se puede reinventar, renovar e innovar.

    Entonces, el diseñador juega una pieza clave, supliendo las necesidades de las personas, no únicamente materiales, sino también aquellas intangibles. Dentro del rol de los Diseñadores Estrategicos se debe ubicar la experiencia humana; consideraciones sociales, globales, económicas y políticas; y/o la interacción física y mental, la forma, la visión y la comprensión rigurosa del entorno. Es de suma importancia que los diseñadores nos empapemos de la mayor parte de información exterior para plantear las soluciones que resulten más viables.

    Es necesario tener una relación mas estrecha, en cuanto a la generación de proyectos dirigidos hacía los grupos vulnerables de la sociedad, o en este caso nuestro país.

  13. Gerardo Solórzano on

    Como Diseñadores Estratégicos tenemos el deber de sacar adelante a nuestro país con ideas innovadoras y estratégicas, que apliquen a las necesidades humanas, a nosotros los salvadoreños, diseños estratégicos originales, únicos, de forma que nos caractericemos y nos diferenciemos de otros países, y no tengamos que necesitar o depender de otras naciones desarrolladas.
    Debemos de optimizar nuestros recursos y sacar ventaja de ellos.
    Para comenzar a sacar adelante a nuestro país deberíamos de comenzar por aprender de una mejor manera, de una forma que sea diferente a la que ya tenemos establecida, una forma mejorada y evolucionada de la que ya estamos educados. Sin embargo ya somos capaces de sacar adelante a nuestro país, pero nos preocupamos mas por salir adelante nosotros mismos como individuos.
    Para sacar adelante a nuestro país no solo se necesita de un pequeño grupo de personas, necesitamos trabajar como un equipo, unidos, en el sentido de que debemos colaborar entre todos , pero para ello necesitamos de un pensamiento estratégico, pensar hacia el futuro o a los cambios que pueden ocurrir, pero esperamos al ultimo momento para actuar, cuando podríamos haberlo previsto desde hace mucho.
    Nuestro mundo es cambiante, y por ello necesitamos renovar nuestras ideas para adaptarnos a los cambios que estamos experimentando, y definitivamente sacar adelante al país con diseños estratégicos que apliquen a las necesidades del ser humano.

  14. Patricia Granados on

    Para nadie es extraña la realidad del país, y estamos conscientes de la deficiencia en el diseño del mismo desde lo intimo de nuestra habitación hasta en el accionar de sistemas preventivos en estos tiempos de desastre. Estoy totalmente de acuerdo acerca de una nueva era de design thinkers, me emociona la idea de imaginar un El Salvador con una educación evolucionada, incluyendo metodologías de diseño en los requerimientos básicos de primaria. En mi opinión existen varias raíces del problema del mal diseño de nuestro país, primero estamos seguros de ser una sociedad pensante y trabajadora, sin embargo me atrevo a decir que necesitamos ser educados para pensar “correctamente”, y es eso justamente lo que hace un diseñador, piensa con enfoque, con una visión, toma una problemática, la estudia, la desarma, la vuelve a armar, forma una idea, la enfoca, la prepara y la dispara. Nuestra sociedad esta necesitada de esta forma de pensar en cada proceso de la vida y más aun en los procesos y metas que involucran al pueblo en general, necesitamos inventores. Todos podemos recordar aquellos inventores que fueron llamados maestros de la ciencia, hombres emprendedores a los que les agradecemos nuestras comodidades diarias, ellos existían en pro de la sociedad, sus inventos (diseños) se enfocaban en resolver problemas y mejorar soluciones ya existentes y es eso lo que necesitamos como sociedad, nuestro país ya esta formado, puede ser que todo ya este hecho pero ese todo podría ser mejor y ahí esta el desafío, cualquiera pudiese pensar una forma de solucionar los daños por la catástrofe pasada con algún enlace que nos garantice un préstamo extranjero sin embargo se necesita pensar estratégicamente para aprovechar la problemática y convertirla en solución, ¿convertir nuestras lluvias en una idea en pro del país? Parece descabellado, sin embargo no creo que nadie hubiese tachado de cuerdo a Benjamin Franklin al volar su comenta atada a un hilo de seda, alambre y una llave. Una idea nunca es demasiado irracional cuando esta correctamente enfocada, es tiempo que levantemos nuestra cabecitas pensantes y veamos más arriba de los cubiculos en los que nos ha encerrado la comodidad y prejuicios. Recuerde tome una idea, enfoquela y ¡dispare!

  15. José Vega on

    Veo grandes posibilidades para el futuro de nuestro país en los diseñadores. Tenemos el poder de cambiar la realidad y de romper con los esquemas que nos antecedieron. Tenemos todo el potencial necesario y cada uno tiene su rol que cumplir para hacer cambios que solamente serán perdurables si colaboramos.

  16. Katherine on

    Me parecen sumamente acertados los comentarios anteriores, desde la crítica de la visión errónea del diseñador al considerarlo como “Decorador” ó “Diseñador sólo gráfico”. Es correcto que esta visión no es propia solamente de nuestro país, esta visión corroe a la mayoría de la población que no está familiarizada con materia de diseño o comunicación. No obstante, estoy en desacuerdo en considerar que el problema más significativo es el mal diseño urbanístico de El Salvador. Por lo tanto, considero como problemática principal el no tener una cultura preventiva o cultura consciente de la situación del país. Con el temporal al cuál nos enfrentamos anteriormente nos podemos dar cuenta que muchas familias que se ubicaban en las zonas de alto riesgo, no sabían qué acciones tomar y muchas veces se rehusaban a abandonar sus hogares.Entonces, al re-diseñar el país (enfocándose en el diseño urbanístico) se deberían de hacer una inversión macro, algo que el gobierno no estaría dispuesto a hacer y mucho menos a invertir, entonces como opción secundaria viable, se puede crear la cultura de prevención, en donde las personas tengan presente la situación del país, que sepan qué hacer en caso de desastres naturales, ayudándose de una reforma del sistema de educación, además de programas en donde se trabaje con las familias que habitan las zonas de riesgos, establecer medidas por comunidad, las cuales se deban respetar.
    Así, podemos vencer la ignorancia de parte de las personas más afectadas.

  17. Federico Harrison on

    Gracias a todos por sus comentarios.
    Definitivamente los diseñadores pueden hacer cambios significativos si se lo proponen. Nosotros en la Escuela tenemos confianza en ello.
    Pero para que estos cambios se hagan realidad y logremos rediseñar el país deben conjugarse dos factores:

    1. El deseo por hacerlo: cada diseñador debe decidir si pasa “del dicho al hecho” y cuál es su nivel de compromiso en ello.

    2. La capacidad para hacerlo: no basta con lo aprendido en un aula de clases. Eso es solo una fracción de todo lo que un verdadero profesional debe conocer y saber hacer. El diseñador debe aprender a aprender: leer, intercambiar opiniones con otros, participar en congresos, escirbir, etc.

  18. Leda Romero on

    Totalmente de acuerdo.

    Considero que el artículo es, hasta cierto punto, también un llamado de atención para dejar atrás el cliché de los diseñadores como aquellos que “dibujan” o que son “los creativos”. Sin embargo, es un cliché del que los mismos diseñadores deben deshacerse y estar dispuestos a enfrentarse a situaciones que los alejen del escenario táctico y les permita tener una aproximación estratégica a los problemas.

    Al mismo tiempo es un llamado de atención a los empresarios, para que involucren y den un enfoque estratégico al diseño y los profesionales del mismo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *