Personal Branding: ¡tu marca persona más fuerte que nunca!

Hace unas semanas tuve la oportunidad de asistir a un evento que cautivó mi atención con solo escuchar su nombre: “Personal Branding para una búsqueda de trabajo exitosa”.  La conferencia sería impartida por el  joven gurú en construcción de marca persona Dan Schawbel, quien hace unos meses publicó un libro que rápidamente se convirtió en un New York Times best seller: Me 2.0.   Schawbel compartió un contenido increíble esa noche; debo confesar que sentí el cerebro hinchado de tanta información que recibí, pero estaba más que lista para digerirla y compartirla.

Se me ocurrió que podemos empezar con un pequeño ejercicio: busca tu nombre en Google.

¿Cuáles fueron los resultados de la búsqueda?; ¿quedaste muy satisfecho o es necesario trabajar un poco en tu marca persona?  Querámoslo o no, todos proyectamos una imagen ante el mundo.  Piensa en ti como una marca y lo que sentirías al ser de los primeros resultados en cualquier buscador en Internet o redes sociales.  Y es que no solo aquellos que están buscando un nuevo puesto laboral deben tener una sólida marca persona, sino que todo profesional que quiera destacarse a lo largo de su carrera.

Schawbel inició su presentación compartiendo una cita del economista Paul Krugman: “Tener un título universitario ya no es garantía de conseguir un buen trabajo”, y estoy de acuerdo.  Eso tampoco significa que hay que dejar de ir a la universidad, sino que es inteligente complementar los estudios con actividades alternativas como asistir a eventos y hacer nuevos contactos y aumentar la presencia en los medios sociales.

Estadísticas dictan que en la actualidad las empresas buscan tres cosas en un candidato: habilidades motrices, mentales/emocionales y presencia en Internet.  34% de los buscadores de talento están de acuerdo en que el currículum vitae será pronto reemplazado por el perfil virtual. “Pensemos en Internet como el tanque global del talento”, comentó Schawbel.

Entonces, ¿por dónde empezar? A continuación, los 4 pasos para construir una marca persona:

●     Descubrir: define tu posicionamiento profesional. ¿En qué soy realmente experto o puedo convertirme en especialista?  No debemos confundir la imagen que tenemos de nosotros mismos con la percepción que tienen las personas.  Luego, determina quién es tu audiencia: ¿de quiénes quiero llamar la atención?  

●     Crear: estamos en tiempos de transición del curriculum vitae y tarjetas de presentación a portafolios digitales, websites y blogs.  Empieza por crear un perfil en la red social que más te llame la atención y experimenta creando tu propio círculo de contactos virtuales.

●     Comunicar: comparte tu propio contenido y conéctate con otros (tanto de tu entorno profesional como de otras industrias).  Mantén el límite en cuanto a hablar demasiado de tus talentos y logros; es inteligente crear un buen balance entre la promoción de nosotros mismos y lo que aportamos en cuanto a contenido.

●     Mantener: 80% de las empresas utilizan las redes sociales para estudiar el perfil de potenciales candidatos.  Es sumamente importante revisar lo que estás hablando en Internet – qué vocabulario utilizas, de qué temas hablas – y mantener una imagen positiva.  El manejo de tu reputación en internet es vital. En otras palabras, ¿qué dice Google de ti?   Schawbel compartió varias herramientas útiles que ayudan a monitorear la presencia que tenemos en Internet: Boardtracker, Backtype, Social Mention Technorati.

Ahora, ¿cómo encontrar un buen trabajo a través de los medios sociales?

1. Define cuidadosamente adónde quieres llegar.

2. Realiza una búsqueda de las empresas que te interesan.

3. Crea un perfil en LinkedIn y únete a los grupos de interés que más te gusten.

4. Limita tu número de empresas a 5.

5. Realiza una búsqueda de las personas que trabajan para esas empresas.

6. Sigue a los empleados de dichas empresas en Twitter.

7. Inicia una conversación con ellos y haz retweet cualquier contenido que te parezca de interés.

8. Conéctate directamente con ellos.

9. Organiza, de ser posible, una entrevista informacional.

10.  Repite los pasos.

Al terminar la presentación, regresé a mi casa e hice nuevamente una búsqueda de mi nombre en Google y, aunque estoy bastante satisfecha de los resultados, son fruto de varios meses de arduo trabajo, definiendo mi imagen de marca y luego creando mi blog que mantengo activo semanalmente.  Ahora me enfrento al gran reto de mantener una buena imagen y refrescar mi marca cuando sea necesario, evolucionar es bueno.

Lo que más me impactó de la presentación de Schawbel es el énfasis de hizo en una palabra: acceso.  Por más tecnología que tengamos a nuestro alrededor, el talento humano nunca será reemplazado y el acceso que obtenemos al conectarnos con otros llega a ser indescriptible.  Imagínate la red de contactos que puedes crear con tan solo una nueva persona que conozcas.  A lo cual yo agrego, si una persona te ayuda a conectarte con alguien más, no olvides devolver el favor y ayudar a otros cuando lo necesiten.

Artículo escrito para BostInnovation, traducido para LoEstrategico.com

Cecilia Santos

ECMH alumni

8 comentarios en “Personal Branding: ¡tu marca persona más fuerte que nunca!

  1. Ale Mejia on

    Lo que menciona la Ceci de marca persona va de la mano con el axioma de la comunicación del que habla René Hernández, en la imposibilidad de no comunicar; ese axioma que es lo primero que nos enseñó Claudia Rodezno,y los profesores de comunicación lo siguieron reforzando por 5 años: Jorge, Diego, René.

    ¿Pongo en facebook la foto de la última fiesta y del after party o pongo mejor algo relacionado al último libro que leí? ¿Escribo siguiendo las reglas de ortografía o no? ¿Me doy “color” con algún partido político uniendome a sus grupos en facebook? ¿Le doy LIKE a todo lo que veo o solo a lo que puede darme algún beneficio profesional?

    Creo que además de seguir estos pasos hay que cuidar de que la marca persona sea coherente, on y off line, que lo que pensamos, hablamos, escribimos y actuamos sea coherente. Ese creo que es el reto, más allá de usar las herramientas que casi todos tenemos a la mano, cuidar cómo nos proyectamos, porque aunque pensemos no estar interesados en proyectarnos de manera profesional, es imposible no hacerlo porque todo comunica. ¿O no?

    • Me alegra que en la Escuela nos hayan hecho especial énfasis en los puntos que menciona Ale. La imposibilidad de no comunicar es un hecho y más que verlo como algo que distingue nuestro trabajo como profesionales, debe ser una práctica a nivel personal, en cualquier rol que juguemos: en familia, con amigos, en el trabajo, etc.

      Proyectar por fuera lo que tengamos dentro, coherentemente.

  2. Federico Harrison on

    Una de las cosas que más debemos cuidar es lo que escribimos en las redes sociales, aunque sea a título pesonal.
    A veces es preocupante ver cómo profesionales destacados se expresan de manera peyorativa de otras personas o hacen referencias negativas los lugares en los que trabajan. No debemos olvidar que TODO queda registrado.
    Hace unas semanas asistimos a una conferencia del profesor de la U. de Navarra José Luis Orihuela (@jlori; http://www.ecuaderno.com) y él ponía mucho énfasis en que debemos cuidar no solo el fondo, sino también la forma que utilizamos. Ponía el ejemplo de un estudiante que hablaba mal de un compañero en Twitter para explicar que “hablar mal de alguien a sus espaldas es ser desleal, y nadie contrata a las personas desleales”.
    Como sucede en todo en la vida, la construcción de la marca persona depende de puequeños detalles que hay que cuidar.

    • Gracias por el comentario! A veces se nos olvida que en Internet no aplica eso de: las palabras se las lleva el viento, sino más bien: las palabras se las guarda Google (indefinidamente). El otro día alguien dijo algo muy cierto: “Think twice, tweet once” y es que a la larga algo que pueda ser usado a nuestro favor, también puede ser usado en contra.

      Tampoco pienso que debemos llegar al extremo de la paranoia en cuanto a lo que compartimos en Internet, pero sí pensarlo antes.

      Por cierto, el contenido de ecuaderno.com está buenísimo!

  3. ¡Qué súper buen artículo!

    Honestamente, aunque reconozco la importancia del contenido y la información que se postea en redes sociales tanto a nivel social como personal, me ha sido de mucha utilidad para reflexionar también sobre consecuencias en el ámbito laboral de lo que decimos (y lo que se dice) en las redes sociales de nosotros mismos.

    Lo cierto es que nuestra marca “social” es inseparable de nuestra marca “laboral” y por tanto es necesario mantener la coherencia y ser inteligentes en la forma en que construimos nuestro posicionamiento, especialmente entre los que estamos iniciando este camino.

  4. ¿acaso no queda claro?
    ¡Magnífico Post!

    Cuando estaba construyendo mi marca personal, entraba a Google todas las semanas, y me decía: Cuando consiga aparecer en 2 o 3 páginas, y todas hablen bien de mí, entonces estaré satisfecho.
    Estaba enfocado, y sabía lo que quería. Integré toda mi vida social y virtual a una marca “Mauxito”; y sigo construyéndola.

    En aquel momento pensaba: un día, un gerente de alguna empresa me buscará en Google, y verá que he logrado hacer muchas cosas. Quizá piense que he invertido mucho tiempo en construir una persona virtual, y que tengo demasiadas herramientas, que me he dado de alta en tantos sitios que quizá soy una persona que ha perdido el tiempo. Pero, si logro explicarle la forma en que he invertido mi tiempo construyendo una marca personal, sabrá que con la misma pasión y entrega, construiré su marca en el mundo virtual, que dedicaré mucho tiempo en ayudarle a posicionarse y a colocarse en los mejores puestos en Google.
    En todo caso, no sólo estaba entrando a los sitios, dándome de alta porque sí, estaba reservando los links a nombre de “mauxito” para que, si a alguien se le ocurría utilizarlo, no estuviera disponible, así, no podría arruinar mi trabajo, haciendo otras cosas.

    ¡Me he identificado tanto con este post!, porque, realmente tu reputación, no sólo es lo que dice la gente a tus espaldas, sino, también, lo que escriben sobre tí en sus blogs, la forma en que te contestan en Twitter, en fin, las palabras a las que relacionan tu nombre.

    Si uno logra construir una buena marca personal, podrá ayudar a las empresas a desarrollar sus marcas en la virtualidad, con mucha y muy buena experiencia.

    • Mauxito, me encanta la visión que tuviste en cuanto a trabajar tu marca persona con suficiente tiempo. Y creeme que el mejor indicador son los resultados que salen en los buscadores en Internet.

      Tiempo invertido en actividades online y offline para reforzar tu marca se traduce en VALOR para tí como profesional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *